miércoles, 12 de septiembre de 2012

IMAGENES

-->

·  En las imágenes 11 y 12 podemos observar la adición de composite en la punta de un canino derecho, previa la observación de la Faceta Para funcional remarcada durante el análisis oclusal en el articulador.

·  (FIGS. 8 A 12).

·   

·  2) Ajuste oclusal por Sustracción o Desgaste
Selectivo Propiamente Dicho

·  Habiendo cumplido ya con la verificación de la funcionalidad de la Guía Anterior, comenzamos los desgastes en céntrica, a fin de lograr un único arco de cierre, guiado eficazmente por la Guía Anterior; es decir: la coincidencia entre Oclusión Habitual y Oclusión en Relación Céntrica.
Si la deflección es por ejemplo hacia la izquierda, observaremos que las únicas causas posibles son por contacto en los puntos de estabilidad vestíbulo-palatina A o C derechos o bien en el B izquierdo.

·  En este caso, intentar gastar dichos puntos, de ser posible sólo en las cúspides de corte o no fundamentales:


Es decir:

·  • Crestas Triangulares Internas, Cúspides Vestibulares Superiores
(Punto A) y Crestas Triangulares Internas, Cúspides Linguales Inferiores (punto C), del lado derecho.

·  • y un poco de las Crestas Triangulares Internas, Cúspides
Estampadoras (punto B), del lado izquierdo .

·  (FIGS. 13 A 16).

·   
·   

·  Si la deflección es hacia el lado opuesto, se invierten los desgastes.

·  En las migraciones hacia adelante, las únicas razones posibles están en los puntos estabilizadores (FIG. 17); es decir:

·  -Vertientes Mesiales de los Rebordes Marginales, Triangulares Externas y Triangulares Internas de los Superiores


·  -Vertientes Distales de los Rebordes Marginales, Triangulares
Internas y Triangulares Externas de los Inferiores.

·  (FIG 17)



·  Esta migración generalmente se acompaña de anomalías en el sector anterior

·  (FIG 18 A-B-C-D)

·   


·  Obsérvese cómo, en una boca prácticamente entera, comienzan a “desmoronarse” prismas adamantinos (FIG. 19), como consecuencia de un punto prematuro de contacto, ubicado en la posición de un estabilizador, que provoca la discrepancia horizontal postero-anterior causante de dicho efecto.

·  FIG 19-20


·  Dicho punto, será necesario ajustarlo antes de cualquier tratamiento en la zona
anterior, ya que si no liberamos la causa, el efecto se seguirá produciendo y, a
pesar de que la abrasión de0estos incisivos superiores es apenas el comienzo de una futura bruxomanía, invito al lector, sea éste especialista en prótesis, operatoria dental, cirugía bucal, etc., a pensar:

·  ¿Cuáles serían las consecuencias si esos incisivos fueran implantados tal como es frecuente observar en múltiples congresos y cursos de implantología, donde el tema de la oclusión no es más que un cuadro polifacético y anecdótico?


·  14 15 16
Otro de los fenómenos que es frecuente observar es la respuesta
tanto del maxilar superior, “abanicando” sus piezas,
fenómeno que denominamos DISPERSIÓN (fig. 21), como del
maxilar inferior, provocando lo que los ortodoncistas durante
décadas acusaron a la erupción del 3er. molar, encimando
todo el grupo incisivo, fenómeno que denominamos APIÑAMIENTO
FIG 21

·  17
18
19

·  Todo producto del adelantamiento mandibular


·  Realizados ya los desgastes en céntrica, obteniendo de esta manera un único arco de cierre, es decir, oclusión en relación céntrica, debemos realizar el ajuste de las excéntricas, apoyando la acción de la guía anterior, para lo
cual basta con recordar el viejo esquema de la dirección de los surcos.

·  FIG 22

Como regla nemotécnica podemos tener en cuenta que:
·  a. De un lado a otro de un mismo maxilar, la imagen es especular, o sea invertida.

·  b. En hemimaxilares cruzados, la imagen es idéntica.


·  Allí donde existan colisiones entre cúspides, se deberá crear un surco para que dicha cúspide antagonista migre a su través, tanto en el lado de no trabajo, como en el de trabajo y en el de propulsión.
La dirección de dichos surcos, sólo es importante en el área de supra contacto, porque es en la misma donde se producen las interferencias.

·  FIG 23
· 
En el área de Infracontacto, los surcos sólo sirven para canalizar el alimento.
·  Es importante conservar esta parte del surco, ya que si no existieran, los contactos entre cúspides serían en superficie y no puntiformes (fig. 24).
·  FIG 24

·   


Durante estos procedimientos es importante no gastar los topes y además crear, redondeando superficies, los estabilizadores y los A, B y C.
Sintetizando aún más estas pocas reglas, ajuste oclusal es:
·  1. Obtener un único arco de cierre con coincidencia entre oclusión habitual y relación céntrica.

·  2. El cierre mandibular debe ser recibido sólo por la tabla premolar-molar.


·  3. Durante las excursiones funcionales es la guía anterior la que debe sufrir las fuerzas laterales.

·  4. De cumplirse estas dos premisas debemos obtener libertad de desplazamiento (no confundir con libertad en céntrica) a las piezas posteriores mediante la creación de surcos disclusivos.


·  Examinadas ya las posibles migraciones mandibulares y los desgastes o aposiciones necesarios para poder ocluir en céntrica, es fundamental recordar que, previamente a todo tipo de ajuste, se ha hecho necesario ubicar a la mandíbula en relación céntrica.

·  Para ello debemos utilizar el propio funcionalismo muscular
y tendinoso natural del paciente.


·  22

·  Usamos como medio las laminillas de long (fig. 25), estimulando con ellas las fibras anteriores o verticales del músculo temporal, disociando cualquier estímulo precedente del sector posterior, responsable de los Engramas pertinentes a la deflexión y, por lo tanto, al estimular un elevador, por inervación recíproca, relajar un depresor.



·  FIG 25



·  La ligazón tendinosa lleva al cóndilo y a su disco a la posición más centrada de la cavidad glenoidea.
Obtenido este hecho fundamental para la paz del sistema, comenzar a retirar uno a uno los espesores de las laminillas, y en el momento en que se produce el primer contacto, lo gastamos según las reglas que enunciamos al principio.

.
El punto final acontece cuando obtenemos el principio fundamental del ajuste oclusal: obtener un único arco de cierre, es decir, obtener la ausencia de contactos que desvíen la mandíbula por fuera de su centricidad global.

·  Y esto no significa otra cosa que: piezas dentarias estables en todos los planos del espacio, ATM centrada en la cavidad glenoidea, periodontos sin tensión, músculos en la dimensión de elongación adecuada para un fisiologismo
normal, aparato tendinoso no objeto de tracciones, cápsulas articulares sin edema para funcional; en definitiva:

·  Paz absoluta en la intimidad del Sistema Estomatognático.


·  Y así, como corolario final, es posible establecer una regla de oro similar en importancia a la conocida formula:

·  Forma = Función


·  Ésta es:
Un único arco de cierre = Paz del sistema (fig. 26).

·  FIG 26

· 
• No a las disfunciones actuales.
• No a las disfunciones futuras

·  FUNDAMENTOS NEUROFISIOLÓGICOS DEL REGISTRO DE OCLUSIÓN EN RELACIÓN CÉNTRICA ( ORC) MEDIANTE EL USO DE LAMINILLAS DE LONG.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada